17-05-2012

Reseña de Nahum Castro Henriquez



Les envio la pagina donde esta la biografia de nuestro padre Nahum Castro Henriquez, Ingeniero Civil Industrial Mecánico de la UTE. Estuvo en 5 campos de concentracion antes de salir al exilio, entre otros el Estadio Nacional y Chacabuco y Tres Alamos. Hijo de Serapio Castro Montero y Rosa Ester Henríquez Molina, nació en Santiago el 1 de diciembre de 1929, creció en el seno de una familia numerosa, 2 hermanas, Nieves y Quina y 4 hermanos, Pepe, Luis, Moisés y Daniel.
Era un niño inquieto y rebelde, encontraba siempre una oportunidad de escapar de su casa y poder ir a jugar con sus amiguitos en la calle, sin miedo al castigo que esperaba por él en su retorno al hogar. 
Su creatividad y curiosidad lo llevaron a ser un alumno destacado a lo largo de su vida estudiantil, cursó su primaria en la Escuela de los Hnos. Matte ubicada en la Calle Placer frente a la ahora estación del Metro "Franklin", luego hizo sus humanidades en dos colegios, pasando por el Instituto Nacional. Decidió entrar a la Escuela de Artes y Oficios donde obtuvo en 1952, a los 23 años, el titulo de Técnico Mecánico;  Junto a sus años de estudio, trabajó en algunas empresas pequeñas. Su inquietud política empezó muy temprano, por primera vez a los 19 años sería encarcelado por sus convicciones. Fue presidente del centro de alumnos en la Universidad Técnica del Estado y militó en el partido socialista durante mas de 40 años. En los años 50 siendo aun  Técnico Mecánico es  nuevamente encarcelado y relegado a a la Oficina Salitrera de María. Siga leyendo aqui o entregue su opinión en comentarios. 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

trabajó en algunas empresas pequeñas. Fue enviado a Antofagasta, en ese entonces murió su madre.

Su inquietud política empezó muy temprano, por primera vez a los 19 años sería encarcelado por sus convicciones. Fue presidente del centro de alumnos en la Universidad Técnica del Estado y militó en el partido socialista durante mas de 40 años. En los años 50 siendo aun Técnico Mecánico es nuevamente encarcelado y relegado a a la Oficina Salitrera de María Elena donde conoció a la que sería su primera esposa Virginia Elisa Ravelo Palacios. En 1956, ya casado y con una hija (Elisa Nieves), decidió seguir estudiando, fue asi como entró en la Universidad Técnica del Estado para recibirse como Ingeniero Civil Industrial Mecánico. Doña Elisa Ravelo lo apoyaría tenazmente en sus estudios y así logró terminar su carrera. Con ella tuvo 3 hijas, Elisa Nieves, Iris Jacqueline y Lucy Verónica y 1 hijo, Nahum José. A pesar de sus fallas (como cualquier ser humano), fue un padre estricto y exigente, pero tenía también una mezcla de torpe ternura y justicia muy propia, era su filosofía y su hacer para que sus crías pudieran llegar a ser seres dignos y preparados para la vida en un mundo hostil. En diciembre de 1957 muere su padre.

Obtuvo en 1959, un contrato de trabajo en el Ministerio de Obras Públicas. En el año 1962, fue contratado en la Maestranza de San Bernardo, trasladandose a esa ciudad con su familia. Su entrega como ser humano, su gran talento y dedicación, lo ayudarían también a liderar importantes trabajos a lo largo de su vida laboral.

En 1964 fue contratado para trabajar como Ingeniero en la renovación del Ferrocarril Azucarero en La Habana, Cuba, viajó con la mayor de sus hijas, Elisa Nieves y después viajaría el resto de su familia, en total vivió 10 meses en la isla. En 1965, al volver a Chile consiguió un contrato de trabajo con la ENAP. Se separa de su esposa en 1967 y ella con sus retoños, partirían a vivir a Antofagasta donde vivía la familia Ravelo Palacios.

Posteriormente se casó con doña Ana Nouveau Olguín, que tenía 2 hijos de su primer matrimonio, Sergio y Jorge y que también crió como propios.

Su ya larga trayectoria en el Partido Socialista lo lleva a trabajar en la campaña de Salvador Allende por la presidencia de Chile. En este periodo fue Director General de Ferrocarriles del Estado, cargo en que logró a tener mas de 25.000 hombres y mujeres a su cargo, haría grandes cambios y lograría prebendas para los trabajadores que aun lo recuerdan con respeto y admiración. En 1971 entregó un tren completo, con coches de pasajeros, coches dormitorios. “El Tren Popular de la Cultura” fue una iniciativa de difusión itinerante que trasladó por diversos puntos del país a medio centenar de entusiastas, en su mayoría artistas chilenos de diversas disciplinas: teatro, música, ballet y artes visuales. Una de las mas grandes hazañas en la historia de los Ferrocarriles en Chile fue el “Tren de la Solidaridad ”, idea que finalmente fue respetada por Salvador Allende, dándole paso al “Gran Director”(como lo llamaba) para que se realizara, 6 veces salió de los andenes de Santiago de Chile, un tren de norte a sur, con 20 vagones llenos de provisiones y ayuda médica para los más desvalidos de su país. En este periodo también formó parte de la comisión del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Anónimo dijo...

Su convicción política lo llevó a caer en manos de la dictadura militar en el año 1973, siendo uno de los miles de prisioneros, con 3 de sus hermanos, Luis, Daniel y Moisés, pasaron por el Estadio Nacional, campos de concentración de Chacabuco, Ritoque y Tres Álamos. Es recordado como un hombre con una moral inquebrantable, solidario y de un gran apoyo principalmente para prisioneros jóvenes, resistiendo los flagelos que fueron víctimas él y sus compañeros de prisión. Nahum hizo varias huelgas de hambre en protesta por los malos tratos. Su nombre sale varias veces en el libro “Un viaje por el infierno”, del periodista Alberto “Gato”Gamboa, columnista del diario “La Nación”.

Después de ser torturado física y moralmente, en 1975 es finalmente arrojado al exilio con pena de extrañamiento a Los Países Bajos.

Su incapacidad de integrarse en una sociedad desconocida, el golpe de haber servido a un ideal durante toda su vida y al verse totalmente marginado de su país y por muchos de sus compañeros de partido, lo hicieron seguir explorando un mundo vasto y desconocido y viajó a fines de los años 70 a Argelia donde trabajaría en su profesión durante varios años. En los años 80 se instaló ya en Móstoles, Madrid, España el resto de su exilio. Fue presidente del Centro Savador Allende por algunos años.

Al terminar la dictadura en 1990 apareció en la última lista de los expulsados que podían regresar, retornó de inmediato a Chile y vivió sus últimos años en la casa donde se crió, Euclides 1271, comuna de San Miguel, Santiago…. Allí soñó incansablemente con un mundo mejor, alimentó su nostalgia con recuerdos de infancia y juventud y fué acompañado hasta su último aliento por sus hijos/as y los fantasmas de sus padres y hermanos que ya habían partido o al exilio o a la muerte. En esta, su casa, que puso a disposición del Partido Socialista y a la comuna San Miguel como “Casa Chile”, organizó actividades político-culturales, peñas, charlas, una exposición de pinturas del famoso artista chileno Roberto Matta. También apoyó toda la campaña presidencial de doña Michelle Bachelet.

Anónimo dijo...

Su convicción política lo llevó a caer en manos de la dictadura militar en el año 1973, siendo uno de los miles de prisioneros, con 3 de sus hermanos, Luis, Daniel y Moisés, pasaron por el Estadio Nacional, campos de concentración de Chacabuco, Ritoque y Tres Álamos. Es recordado como un hombre con una moral inquebrantable, solidario y de un gran apoyo principalmente para prisioneros jóvenes, resistiendo los flagelos que fueron víctimas él y sus compañeros de prisión. Nahum hizo varias huelgas de hambre en protesta por los malos tratos. Su nombre sale varias veces en el libro “Un viaje por el infierno”, del periodista Alberto “Gato”Gamboa, columnista del diario “La Nación”.

Después de ser torturado física y moralmente, en 1975 es finalmente arrojado al exilio con pena de extrañamiento a Los Países Bajos.

Su incapacidad de integrarse en una sociedad desconocida, el golpe de haber servido a un ideal durante toda su vida y al verse totalmente marginado de su país y por muchos de sus compañeros de partido, lo hicieron seguir explorando un mundo vasto y desconocido y viajó a fines de los años 70 a Argelia donde trabajaría en su profesión durante varios años. En los años 80 se instaló ya en Móstoles, Madrid, España el resto de su exilio. Fue presidente del Centro Savador Allende por algunos años.

Al terminar la dictadura en 1990 apareció en la última lista de los expulsados que podían regresar, retornó de inmediato a Chile y vivió sus últimos años en la casa donde se crió, Euclides 1271, comuna de San Miguel, Santiago…. Allí soñó incansablemente con un mundo mejor, alimentó su nostalgia con recuerdos de infancia y juventud y fué acompañado hasta su último aliento por sus hijos/as y los fantasmas de sus padres y hermanos que ya habían partido o al exilio o a la muerte. En esta, su casa, que puso a disposición del Partido Socialista y a la comuna San Miguel como “Casa Chile”, organizó actividades político-culturales, peñas, charlas, una exposición de pinturas del famoso artista chileno Roberto Matta. También apoyó toda la campaña presidencial de doña Michelle Bachelet.

Anónimo dijo...

Siendo un profesor nato, se ofreció para dar clases gratuitas en la Universidad de Santiago, ofrecimiento que fue denegado porque en dichas universidadeds no existe ser profesor “Ad Honorem”, por esta razón dió clases gratuitas de matemáticas en su casa a diferentes alumnos y alumnas de enseñanza media y universitaria.

El 1 de diciembre, día que cumplía 80 años, fue hospitalizado a causa de una insuficiencia renal y problemas respiratorios, después de sufrir 2 paros cardíacos y a causa de un daño cerebral por falta de oxígeno, cayó en coma. Nahum Castro Henríquez murió el 13 de enero de 2010 en el Hospital Barros Luco, a las 3.33 de la madrugada, rodeado de sus 3 hijas, su hijo, familia y amistades más cercanas.

Respetando su deseo que su cuerpo debía ser donado a la ciencia, fue este entregado a la Universidad de Santiago, antigua Universidad Técnica del Estado, ubicada frente a la Estación Central de Ferrocarriles del Estado, enseñando con él los próximos 50 años a sus amados alumnos (500 alumnos por año según estiman los doctores de esa facultad, entre ellos Dr. Arenas), esta vez en las aulas de medicina.

Anónimo dijo...

Siendo un profesor nato, se ofreció para dar clases gratuitas en la Universidad de Santiago, ofrecimiento que fue denegado porque en dichas universidadeds no existe ser profesor “Ad Honorem”, por esta razón dió clases gratuitas de matemáticas en su casa a diferentes alumnos y alumnas de enseñanza media y universitaria.

El 1 de diciembre, día que cumplía 80 años, fue hospitalizado a causa de una insuficiencia renal y problemas respiratorios, después de sufrir 2 paros cardíacos y a causa de un daño cerebral por falta de oxígeno, cayó en coma. Nahum Castro Henríquez murió el 13 de enero de 2010 en el Hospital Barros Luco, a las 3.33 de la madrugada, rodeado de sus 3 hijas, su hijo, familia y amistades más cercanas.

Respetando su deseo que su cuerpo debía ser donado a la ciencia, fue este entregado a la Universidad de Santiago, antigua Universidad Técnica del Estado, ubicada frente a la Estación Central de Ferrocarriles del Estado, enseñando con él los próximos 50 años a sus amados alumnos (500 alumnos por año según estiman los doctores de esa facultad, entre ellos Dr. Arenas), esta vez en las aulas de medicina.

Anónimo dijo...

Fuentes de información:

http://www.cancioneros.com/co.php?NM=229http://www.memoriapopular.cl/gobiernopop/up/trencultura.html

http://maestranzacentral.blogspot.com/

http://www.elclarin.cl/web/index.php?option=com_content&view=article&id=2006&Itemid=12

Anónimo dijo...

Estimado/a amigo/a Patricio, Marianne,

quiero agradecer en nombre de toda mi familia esta iniciativa tan noble de recordar a gente que ya no está con nosotros en cuerpo y que sin embargo sus almas siguen guiando de alguna manera el camino angosto y pedregoso que hemos elegido, es el regalo más hermoso que hemos recibido y que nos acompañará por siempre como un joyero lleno de piezas de nobles metales y piedras preciosas que ni el tiempo ní el polvo lograrán opacar por causa de su incalculable riqueza…

Quiero recalcar que normalmente las páginas colgadas en internet, hablan de los grandiosos talentos, logros, hazañas y sacan brillo a nuestros perfiles ombliguistas, egocéntricos y autoreferentes, mostrando al mundo todo lo que “sabemos” y hacemos, propagandeándonos como único producto en el vasto mercado de las personalidades…en cambio esta página cuenta de las vidas de otros seres que no venden ní compiten…esto hace de este trabajo vuestro, algo excepcional, preciado e inconmensurable…

Gracias una vez más a ustedes, me despido deseándoles no solo un 2012 lleno de buenos augurios, sino una vida con todo lo bueno que este Universo pueda brindarles, un saludo fraterno y revolucionario, vuestra amiga, Verónica…

Anónimo dijo...

Estimado/a amigo/a Patricio, Marianne,

quiero agradecer en nombre de toda mi familia esta iniciativa tan noble de recordar a gente que ya no está con nosotros en cuerpo y que sin embargo sus almas siguen guiando de alguna manera el camino angosto y pedregoso que hemos elegido, es el regalo más hermoso que hemos recibido y que nos acompañará por siempre como un joyero lleno de piezas de nobles metales y piedras preciosas que ni el tiempo ní el polvo lograrán opacar por causa de su incalculable riqueza…

Quiero recalcar que normalmente las páginas colgadas en internet, hablan de los grandiosos talentos, logros, hazañas y sacan brillo a nuestros perfiles ombliguistas, egocéntricos y autoreferentes, mostrando al mundo todo lo que “sabemos” y hacemos, propagandeándonos como único producto en el vasto mercado de las personalidades…en cambio esta página cuenta de las vidas de otros seres que no venden ní compiten…esto hace de este trabajo vuestro, algo excepcional, preciado e inconmensurable…

Gracias una vez más a ustedes, me despido deseándoles no solo un 2012 lleno de buenos augurios, sino una vida con todo lo bueno que este Universo pueda brindarles, un saludo fraterno y revolucionario, vuestra amiga, Verónica…

Anónimo dijo...

Muchas cosas aca no se dicen, por ejemplo, lo comprometido que era con sus amigos, sobretodo con aquellos necesitados. Lo vi y lo viví.

Mis agradecimientos a los que hacen posible leer y con ello recordar a tan linda persona.


Verónica Castro Ravelo said:
Estimada gente,

quiero compartir esta biografia como un pequeño homenaje dedicado a mi padre que tanto extraño…
es maravilloso tener esta página como depositaria de hermosos recuerdos, esos que guardamos en lo más profundo de nosotr@s mism@s, esa memoria que no se borra con el tiempo…gracias una vez más Marianne, Patricio….otro abrazo fraterno y re-evolucionario, Verónica…

http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&NR=1&v=_Of2CKNQZlg

Luis Carrasco Salvo dijo...

Soy Ingeniero Industrial Electricista (UTE) y fui profesor de la misma universidad hasta marzo de 1974 cuando fui hecho exonerar por 'malas tecnicas pedagógicas aplicadas' por el 'doctor' ingeniero y mi ex-compañero de curso Julio Rojas. -- En la vieja casona de la Avenida Ecuador, todo mi curso, incluyendo a Rojas, y yo, conocimos a Nahum, siendo alumnos, al oir su contagiosa risa extendiéndose por los patios de la EAO-ETI a mediado de los cincuentas, cuando entre los mecánicos se producía alguna situación para celebrar, las que no eran pocas en esos años juveniles llenos de rugbistas y hermosas perspectivas, cuando en la UTE no estudiaban hembras. Existía en la escuela una tradición que no podía ser dejada de lado y le correspondía a los mecánicos el llevarla a cabo. Era el "Quemar al Pato" para el día del onomástico del Inspector General. Pero con Nahum ese año, no fué así, sino que las carcajadas vinieron cuando salimos en tropel de las salas de clases al patio para ver un chistoso pato blanco, al cual le habían puesto cuello y corbata, que llamaba al Inspector General gritando cua-cua en una de las piletas del patio de técnicos y todo el equipo de mozos de la escuela corriendo tras el ave que era bastante volador, griton, esquivo y bravo, un pato socialista como alguno dijo, pues había sido Nahum el de la idea ... Nahum era una especie de centro de atención, un polo de cordialidad y de compañerismo chispeante y aún los profesores más estrictos y secos, cuando conversaban con él, reían con sus chistes inimitables. -- Pero, había otro Nahum, el socialista. En su simbiótica personalidad tan singular, se daba una especie de antagonismo entre sus payaserías y su seriedad. Sus opiniones, eran escuchadas respetadas y sopesadas por todos nosotros y muchas veces discutidas acaloradamente por diferentes interpretaciones de un mismo problema o estrategia común, tan corriente en esos años entre estudiantes socialistas y comunistas, cuando se comenzaba a cocinar ese guiso sabroso que sería un día la Unidad Popular, con sabor a empanadas y vino tinto. Nunca fuimos amigos, pero si bastante compañeros, aunque entonces yo no tenía militancia política, pero era un ferviente admirador de Salvador Allende, de quien fui su elector desde su primera postulación como candidato a la presidencia de Chile, lo que me hace hoy, sentirme muy orgulloso del uso que hice siempre, de mi privilegio electoral. -- Nos seguimos viendo por algunos años en la Escuela de Ingenieros Industriales, pero él egresó antes que yo como ingeniero, por haberme quedado atrás, por razones agenas a este relato y con eso nos separamos profesionalmente, él como ingeniero mecánico y yo, como eléctrico, cuando hubo que ejercer nuestra profesión.